Yo, soy yo.


No es fácil abordar el tema que estamos abordando, hablar sobre lo que es, debe o debería ser una mujer es complicado (para los hombres también; pero ese no es el tema). La feminidad es y siempre ha sido tema de debate, desde la feminidad "clásica" de buena mamá y esposa que ha sido reforzada por anuncios publicitarios de sazonadores de comida y artículos de limpieza hasta la feminidad "capaz y controladora" de anuncios sobre mujeres de alto rango laboral.


¿Qué es una mujer? Honestamente no puedo conceptualizar ese concepto, es más un sentir que un conjunto de palabras y me duele mucho ver que la belleza que involucra ser mujer sea arrinconada y ultrajada por estas imagenes prediseñadas y distorsionadoras de la realidad ofrecidas por los medios y aceptadas por nosotros.



No se puede seguir un modelo de belleza como pretenden hacernos creer algunas empresas de cosméticos, no todas pueden tener una belleza física que impacte a los hombres y detenga el tránsito, no a todas les gustan las compras como dicen los bancos y casas comerciales,a muchas mujeres les provoca un dolor de cabeza comprar zapatos en vez de la satisfacción descrita por los medios.


Hay mujeres que aman la aventura, el deporte, hay otras que aman las manualidades y el color rosado, a otras les encanta ponerse vestidos, otras prefieren estar con ropa sport, hay profesoras, adorables madres, cariñosas esposas, fuertes boxeadoras, excelentes tablistas y a pesar de tantas diferencias entre una mujer y otra podremos decir que todas -o al menos la gran mayoría- pueden ser un excelente modelo. ¿No es así?


Ser mujer es un camino en el cual no pueden ni deben haber delimitaciones, cada una es única y por lo tanto cada camino es singular. Dejemos de buscar modelos y si los tomamos no los tomemos como un ideal, tomemoslos como ese hilo de oro en medio del laberinto del fauno, tomemoslos como algo que nos ayuda, algo que nos apoya; pero no como algo que nos dice que es lo que debemos hacer y ser.

¿Qué tenemos que ser en estos tiempos?

En este spot publicitario dice:

“En estos tiempos… hay que ser MÁS QUE UNA CARA BONITA”

Entonces la pregunta es ¿Qué tenemos que ser si no soy bonita?

Es ahí donde la mujer no sabe, por si sola, lo que puede lograr o alcanzar y ahí es donde entra la publicidad, donde muestran a la mujer “ideal”, “exitosa”, y aprovechan la publicidad para que la mujer piensa no sería exitosa, perfecta, si no “TENGO” o “UTILIZO” el producto que me muestran en cada publicidad.

Muchas veces caemos en estereotipos que nos muestran la publicidad tratando de vendernos nuestra propia imagen y terminando comprando el producto mostrado.

Como por ejemplo este spot publicitario, quieren lograr que la mujer compre productos de "Esika", viendo como aquellas mujeres exitosas, utilizan este producto (son bellas) y son mujeres trabajadoras (modelos, diseñadoras, empresarias, cantantes, madres, amigas, etc.).

"La mujer ideal"



En aspecto universal la mujer ideal como aparece en los anuncios es:

Feliz, espontánea, inteligente, respetable, socialmente aceptable, deseables, e influyentes.

No contradice lo que le dicen, es complaciente, servicial, atenta, etc.

Físicamente es delgada, con el cuerpo perfecto y facciones clásicas, bella.

Las mujeres adultas aparecen en los anuncios como ama de casa, madre, trabajadora, sabia (con respecto a los asuntos del hogar), paciente, bonita, etc.

La mujer objeto.



La mujer objeto es aquella imagen femenina que se asocia a cualquier objeto en venta a partir de una relación entre la sexualidad insatisfecha del varón-público-objeto y la saturación de sexualidad de ese cuerpo femenino. Lo que se vende es, obviamente, una promesa eterna de satisfacción sexual, de juego erótico, de seducción infinita. Y por otro lado, un modelo a imitar, un espacio simbólico de perfección erótica que, la mayoría de las veces, no tiene relación ninguna con el producto ofertado.

Esta “modelo ideal” es cuerpo y nada más que cuerpo: no piensa, ni siente, ni dice, ni habla. Simplemente se entrega al deseo del espectador. En estos momentos los productos que con más fuerza sigue dándole a este estereotipo de mujer son las bebidas alcohólicas, en el Perú sobre todo la cerveza. La mujer botellizada, se reduce a una suma de texturas, tonos, sabores, colores y temperaturas, todas equilibradamente mezcladas para ser consumidas por un hombre.

Otro de los estereotipos ha sido sin duda el de la ama de casa: la señora que se preocupa sobre todo por lavar y lavar como si en ese esfuerzo pudiera limpiar las manchas del mundo; aquella que cocina y engrandece su posición de subordinada con el mejor toque en los tallarines o el arroz y por último la imagen de la madre abnegada que se niega para sí misma un par de zapatos o un vestido y con ese dinero compra para los demás: la eterna mater admirabilis.

La mujer en la historia de la publicidad.



¿Es bonita?

En el almanaque Bristol de 1929 la publicidad de Palma & Olivo está centrada en la imagen de un rostro femenino. Se trata de una mujer moderna, peinada a lo garconne, con sombrero de ala corta y ojeras profundas, que le otorgan un aire lánguido. Detrás de esta gran imagen en primer plano, se encuentran, como sombras chinescas, un grupo de personas, sobre todo varones. Sobre la imagen, en letras grandes, se afirma: “Ellos no preguntan ¿es inteligente? Ellos preguntan: ¿es bonita?... Use jabón Palma & Olivo, para que nunca la olviden.

La mujer liberada de los locos años 20 de la figura pasó a convertirse en una mujer narcisita: su principal atención consiste además en llamar la atención de “ellos”. Y si a “ellos” no les interesa la sabiduría de cualquier damita ella debe preocuparse por lo que sí les interesa: la etérea belleza encerrada en una barra de jabón.

“Si uno pregunta a una mujer para qué usa faja, dirá que es para mejorar la figura. Sin embargo, desde un punto de vista más psicológico, la mujer usa corsé para probarse a sí misma que es verdaderamente una mujer. Una persona encorsetada es un ser inseguro e inhibido que, al mismo tiempo, trata de aparentar fortaleza…”

Más adelante, con el descubrimiento de la publicidad persuasiva que mitifica los objetos, la mujer pasa a convertirse en el acompañamiento ideal para dotar a dichos objetos de status a partir de la erotización. Es así que, a mediados de los treinta y cuarenta aparecen innumerables cuerpos femeninos acompañando a objetos como autos, aparatos electrónicos, colonias after shave o cervezas. Nace así lo que la primera ola del feminismo se denominó la mujer objeto.

Frases Célebres sobre nosotras... Las Mujeres


La mujer Salió de la Costilla del hombre.
No de los pies para ser pisoteada.
No de la cabeza para ser superior.
Sino del lado para ser igual.
Debajo del brazo para ser protegida.
Y al lado del corazón para ser Amada...
Anónimo

La mejor edad de la mujer mujer es aquella en la que logra inspirar más amor. J. Landa

No hay que elegir por esposa sino a la mujer que se eligiría por amigo si fuera hombre. J. Joubert

El Retrato de la mujer que construye la publicidad

video

Frases del Video:

Abrir los ojos...
Quitarse la venda...
para pelear contra la realidad...
y verse reflejada.
Como la sociedad la ve...
RETRATO DE MUJER DEL SIGLO XXI
Carnicería a la venta.

La publicidad me parece algo excelente e innovador, segun pasan los años nos damos cuenta de que hay cosas que nos sorprenden con la creatividad del ser humano pero hay algo que si no estoy muy deacuerdo; por ejemplo que muestren a las mujeres como si fuesemos "carne en venta". Lamentablemente ese es el retrato de la mujer que la publicidad ha construido en los últimos tiempos dada la gran competencia que hoy en día enfrentan las empresas, pero debemos reconocer que poco a poco esto esta cambiando y ya se ve otro tipo de publicidad donde resaltan las cualidades de las mujeres, sin embargo todavía existe el estereotipo de la mujer bonita o voluptuosa que puede llegar al éxito, pero a ciencia cierta, sabemos ¿Qué es una mujer, para poder valorarla?

Algunos dicen que somos el segundo sexo, otros dicen que somos una matriz completa o que somos mujeres por que tenemos un útero.

Por el contrario, yo pienso que ser mujer es simbolo de feminidad, lucha constante y sentimientos. Eso se comprueba gracias al aporte importante de las muejeres (miembros de la Liberación femenina) quienes lucharon para tener voz y voto, no solo en el hogar si no también en la sociedad.

Como un Buen Vino

Base 20, base 30, base 40, fin del juego. Este es el contador al cual muchas mujeres se acostumbran ¿Por qué? ¿Acaso la edad no es un estado mental? Para la mujer no. La mujer sabe que en la juventud estan sus oportunidades y también sabe que a partir de cierto punto la sociedad empezara a cerrarle la puerta en ciertos ámbitos.

Está claro que no en todos los lugares se aplica esta situación; pero -como dicen por ahí- en la excepción se confirma la regla.

Causas, hay bastantes. Desde la misma mujer que a veces confunde el buen cuidado de su cuerpo y cree que las arrugas son signos de una mala hidratación, hasta la sociedad en conjunto y claro esta, los medios de comunicación que entre un comercial, un afiche o una promoción de cosméticos "antiarrugas" han logrado crear una utopía en la cual la mujer feliz es aquella que no posee canas.

Bien, por suerte, aún hay personas que preocupadas por esta situación tan asfixiante -en la cual las canas ya no se respetan ;pero si se tiñen- que rescatan el verdadero valor de una mujer y de todos los años de edad que esta pueda tener y es que todo lo que es bueno no se pierde. Lo que es bueno dura a pesar de los años. La mujer, en mi opinión, es como un buen vino; es decir a más años, mayor valor, más matices e inspirador de un mayor respeto.



Una realidad, arrastra muchas más.


Desde que todos los seres humanos tenemos uso de razón, sabemos que existen diferentes tipos de mujeres: flacas, gordas, altas, chatas, etc. Pero siempre existe la admiración por aquellas mujeres sobresalientes por el físico; aquellas muy delgadas, con una cintura muy pequeña que llegan a ser modelos muy importantes o actrices muy solicitadas. Pero en realidad... sabemos, ¿Cómo es la vida de cada una de estas mujeres?, ¿Cuáles son sus sentimientos?, ¿Sus pensamientos? y la forma de ver la vida. Si!... Es tan complejo este tema! pero una realidad arrastra muchas más, ya que muchas mujeres optan por querer ser como "ellas" y se olvidan de lo que valen o pueden llegar a hacer, querer ser delgadas (más de la cuenta) puede traer muchas complicaciones. Dejar de comer, hacer dietas y cuidarse al extremo pueden chocar con nuestros ideales.

Tomemos en cuenta que Dios nos dio una vida, una forma, una mente y un corazón, simplemente es dar lo mejor y demostrar a todo el mundo que las mujeres somos capaces de lograr mucho y ser muy reconocidas no solo por el físico o por ser muy delgadas, si no por la capacidad intelectual, la cultura y el desarrollo humano que podamos tener.

Hoy en día, ya no se trata de que las mujeres bonitas y delgadas sean siempre un estereotipo de mujer deseada, si no que existan mujeres más completas o mejor dicho complementadas. Como dice un dicho, no existe mujer fea si no mal arreglada. Y como un dicho que yo agrego: No existe mujer calabaza si no mal informada.

La lucha femenina contra los estereotipos ¿Ser o no ser?


La sociedad actual dice caracterizarse por la igualdad de deberes, derechos y oportunidades que se le brinda a cada miembro de la misma; sin embargo hay distintos factores que afectan la mente de la sociedad y por ende las posibilidades y facilidades que se suponen deben poseer los individuos.

Tanto la sociedad como el individuo se ven afectados por las acciones que toman, llegando a crear e identificar patrones de conductas que en el proceso los irán “etiquetando” y limitando. A estos patrones de conducta, que caracterizan e identifican a los grupos, se los conoce como estereotipos.

Los estereotipos pueden ser muy variados en cuanto a personas y grupos se refiere; pero algo es cierto, los estereotipos afectan a todos.


El sector de las mujeres es, probablemente, el más afectado en este caso y es que la mujer ha sido considerada –no pocas veces- como un ser de menor importancia y relevancia tanto en la sociedad como en la familia o en las relaciones personales.

El principal problema respecto al desarrollo de la mujer en la sociedad-desde mi perspectiva- se basa en la relación y reacción de la mujer ante distintas situaciones y/o circunstancias. ¿Qué reacción debe tomar la mujer? ¿Cómo debe de actuar una mujer para protegerse de los estereotipos sin dejar de ser femenina en su escencia?

Lamentablemente, los estereotipos limitan y , consciente o inconscientemente, logran que la mujer se encuentre ante distintas disyuntivas ¿Debo ser femenina o ser fuerte? ¿Debo ser femenina o ser una buena trabajadora? ¿Debo ser femenina o dejar que sea el hombre el único sostén económico de la casa? ¿Ser o no ser?

Los estereotipos ¿No cambian?


A veces las imagenes hablan por si mismas.

El regalo ideal ¿Para quién?





En toda situación siempre hay mas de una perspectiva y opinión ¿Te has preguntado que es lo que opina y desea realmente una mujer?

Volver al inicio Volver arriba Estereotipos de la Mujer. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.